¿Cuál es el procedimiento de adaptación (preparación de los frenos)?

Cuando las pastillas y los discos son nuevos, es preciso “adaptarlos” antes de que logren su potencial total de frenado. Esto se consigue acelerando primero la bicicleta hasta una velocidad considerable y, después, frenando hasta reducir a una velocidad de marcha. El proceso se repite 20 veces. Seguidamente, se acelera la bicicleta a mayor velocidad y se frena hasta reducir a una velocidad de marcha. El proceso se repite 10 veces. Es importante no detenerse nunca por completo durante este proceso ni bloquear las ruedas en ningún punto. La finalidad de adaptar los frenos es distribuir el material de las pastillas en todo el disco y mejorar así el coeficiente de fricción entre los dos componentes. Si se detiene la bicicleta por completo, se produce una acumulación de material de las pastillas en un solo punto, y esto puede terminar averiando los frenos.